21/10/2021

@ITURRI blog

Blog dedicado a poner en valor los 70 años de experiencia en la protección de las personas

calzado Pvc homologado
Las suelas representan por sí mismas una pieza clave y determinante, ya que amortiguan nuestras pisadas y nos ofrecen la tracción necesaria para caminar. En función de la superficie, éstas disponen de flexibilidad y resistencia para proteger y aislar al pie del terreno que pisamos. En el calzado de trabajo, los materiales de las suelas deben conjugarse con las funcionalidades y protección que el calzado en su conjunto nos debe proporcionar.
Comparte el post

Suelas: materiales y funcionalidades para calzado laboral y profesional.

Hoy hablamos de un elemento fundamental en el calzado laboral y profesional: la suela.

Muchas veces desconocemos los pros y los contras que un tipo de suela u otra puede tener según el uso que le demos en función de la superficie por la que vayamos a caminar y la funcionalidad buscada.

Las suelas representan por sí mismas una pieza clave y determinante, ya que amortiguan nuestras pisadas y nos ofrecen la tracción necesaria para caminar. En función de la superficie, éstas disponen de flexibilidad y resistencia para proteger y aislar al pie del terreno que pisamos.
Además, deben estar fabricadas para equilibrar nuestro cuerpo y proporcionar comodidad a la hora de caminar, de manera que se minimice la constante tensión y esfuerzo a la que están sometidos ligamentos y articulaciones al caminar.

En el calzado de trabajo, los materiales de las suelas deben conjugarse con las funcionalidades y protección que el calzado en su conjunto nos debe proporcionar.

Nos centraremos hoy en describir los principales materiales de las suelas usados en el calzado laboral y profesional, dejando aparte las características de diseño, sistemas de construcción y producción y combinación de materiales de estas para un segundo post.

Los principales materiales que encontramos en las suelas son los siguientes:

1.- Poliuretano-PU: es el material más extendido en la fabricación de suelas de calzado profesional dentro de la industria tanto en trabajos al interior como en el exterior. El PU es el resultado de la mezcla de poliol e isocianato, la cual libera millones de pequeñas burbujas que aportan, principalmente, ligereza y flexibilidad, así como capacidad de absorción de energía, aislamiento térmico y una más que aceptable resistencia a los ácidos, a la abrasión y al envejecimiento, además de un buen coeficiente antideslizante.

Dentro del PU mencionar brevemente una variante de este, el Poliuretano Termoplástico, más conocido por las siglas en inglés TPU (Thermoplastic Polyurethane) que aporta, además, capacidades resilientes que aportan durabilidad a la suela debido a su mayor capacidad de resistencia a la abrasión, desgaste y desgarro.

Un proceso importante que puede afectar, bajo circunstancias muy tasadas a las suelas con base de PU, es la llamada hidrólisis, una reacción química que, de manera natural, afecta al PU si el calzado se encuentra almacenado en un lugar húmedo o muy cálido o bien lleva muchos años sin usarse. Bajo estas condiciones puede iniciarse esta reacción química por la cual las moléculas de agua se dividen y rompen uno o más enlaces químicos, pasando sus átomos a formar uniones químicas diferentes. Básicamente la molécula de agua contenida en el PU se reseca, invirtiendo el proceso de estas, que al separarse provocan una fractura del material por lo que se resquebraja la suela.

2.- EVA inyectada: se trata de un polímero termoplástico formado por unidades repetitivas de etileno y acetato de vinilo, EVA por las siglas (etileno-vinil-acetato).
Este material es muy popular fundamentalmente en las suelas de calzado deportivo o casual. En el calzado profesional, el EVA se usa fundamentalmente como material de composición de la entre suela y también como suela para calzado laboral de la categoría Ocupacional, regido por la norma EN ISO 20347:2012 para usos en interiores climatizados y con suelos y entornos industriales poco agresivos. Las suelas que contienen este material se caracterizan por su alta capacidad de amortiguación y ligereza. Al ser un material con una estructura celular cerrada (que le aporta una buena resistencia al agua al no absorberla), dispone también de buena resistencia a la corrosión provocada por los aceites y grasas, además de aportar aislamiento térmico. Sin embargo, poseen una baja resistencia a la abrasión, por lo que no es recomendable en pisos muy abrasivos. Hay que tener en cuenta que una incorrecta configuración de densidades y calidades del EVA puede provocar una prematura deformación del material. Dicha deformación alteraría las propiedades de absorción de energía producidas tanto al caminar como en una posición estática en un puesto de trabajo, pudiendo provocar lesiones en pies y piernas.

3.-Caucho: también llamadas de goma, el caucho usado en el calzado profesional es generalmente caucho sintético, Nitrilo Butadieno, conocido en inglés como NBR (nitrile butadiene rubber). Son suelas recomendables para entornos industriales, en exteriores o interiores agresivos o irregulares y con contrastes térmicos. Este tipo de suelas se caracterizan fundamentalmente por ofrecer un buen agarre, ya que, permiten realizar resaltes muy precisos o pronunciados en las suelas. También ofrecen, en función de su densidad, una alta resistencia a la abrasión. Las suelas de caucho se comportan muy bien frente a temperaturas extremas, disponiendo además de una muy buena resistencia a los hidrocarburos, químicos y al envejecimiento. Otra característica interesante es que son buenos aislantes, con una alta resistencia eléctrica. Como contra punto las suelas de caucho suelen, en función de la configuración de estas, ser más pesadas y poco flexibles. La formulación que compone estas suelas marcan la diferencia de calidad y prestaciones que podemos encontrar en un calzado, como es el caso de las Soles by Michelin®, presentes en algunos de los modelos de calzado profesional Iturri, gama GTX.

4.- PVC: material denominado Policloruro de Vinilo, polímero plástico. Lo que caracteriza fundamentalmente a este material es su resistencia a la penetración del agua. El calzado de agua más común tiene base de PVC que garantiza la absoluta impermeabilidad, además de ser muy resistente a los hidrocarburos y sus derivados, así como a muchos ácidos, solventes y grasas animales y vegetales. Otra de sus características es su capacidad aislante ya que es un mal conductor de la electricidad. Es también ignífugo y de gran durabilidad (más de 50 años). No obstante, es un material pesado y no permite un moldeado muy definido de los resaltes de la suela. El PVC es, por tanto, el material habitual para el calzado de agua en sectores como la industria alimentaria, agricultura y otros donde el agua es un elemento perenne del que protegerse.

Para consultar calzado con distintas características de suelas y materiales más información en https://shop.iturri.com

calzado profesional pvc