13/04/2021

@ITURRI blog

Blog dedicado a poner en valor los 70 años de experiencia en la protección de las personas

Trastornos Músculo–Esqueléticos (TME): la pandemia tras la pandemia

Los Trastornos Músculo–Esqueléticos (TME) son uno de los problemas más importantes de la industria actual desde el punto de vista de la Seguridad Laboral.
Comparte el post

Se trata de uno de los problemas más importantes de la industria actual desde el punto de vista de la Seguridad Laboral.

Click here to read this article in EnglishMusculoskeletal Disorders: the pandemic after the pandemic

En ITURRI llevamos tiempo enfocados en qué pasará “cuando esto termine”. No en vano, hace ya 10 meses realizamos una serie de charlas con expertos del mundo empresarial y de la seguridad con ese título: “When this is over”.

La pandemia actual ha hecho que muchas iniciativas, algunas de ellas muy importantes, queden en un segundo plano. Una de las situaciones que ha quedado ensombrecida es la campaña 2020-2022 de la Agencia Europea de Seguridad y Salud. Su título, “Trabajos saludables: relajemos las cargas”. Healthy Workplaces LIGHTEN THE LOAD 2020-22 (healthy-workplaces.eu)

Esta campaña se centra en visibilizar uno de los problemas más importantes de la industria actual desde el punto de vista de la Seguridad y Salud Laboral: Los Trastornos Músculo–Esqueléticos (TME). Asimismo, pretendía fomentar entre las empresas la búsqueda y aplicación de medidas preventivas para evitar su aparición (ERGONOMÍA).

Los Trastornos Músculo–Esqueléticos (TME) son uno de los problemas más importantes de la industria actual desde el punto de vista de la Seguridad Laboral.
Los Trastornos Músculo–Esqueléticos (TME) son uno de los problemas más importantes de la industria actual desde el punto de vista de la Seguridad Laboral.

El motivo: las aterradoras cifras existentes tras los TME que hacen que, en mi opinión, podamos considerarlos como la pandemia que nos quedará tras la Pandemia.

Permitidme compartir con vosotros algunas cifras de esta pandemia, que pueden encontrarse en el sitio web de la campaña:

El 60% de los trabajadores con problemas de salud relacionados con el trabajo, identifica los TME como su mayor problema.

Por sectores, el top 5 en cuanto a prevalencia de TME son: Suministro de agua, Agricultura, Construcción, Cuidado de la salud, y Fabricación.

Como es lógico, padecer trastornos músculo–esqueléticos tiene una influencia directa en el absentismo. No en vano, el 53% de los trabajadores que sufren TME ha tenido algún día de baja laboral por salud en el último año. En este sentido, entre los trabajadores que declaran problemas de salud diferentes a los TME, sólo el 46% tuvo alguna baja laboral.

Traducir estos datos a coste es difícil. No hay datos equiparables en la UE debido a las diferentes legislaciones de aplicación en cada país miembro. Sin embargo, podemos hacernos una idea general si decimos que en Alemania, los TME supusieron 17.200 millones de euros de pérdida de producción (costes de pérdida de producción basados en los costes laborales) en 2016. Esto representa el 0,5% de su PIB.

Estos datos ponen de manifiesto la necesidad de seguir adoptando medidas en el diseño y concepción de los puestos de trabajo desde un punto de vista ergonómico. De esta forma, en la limitación y reducción de riesgos está la clave para seguir avanzando hacia unos puestos de trabajo más seguros.

Entre estas medidas, los exoesqueletos se están consolidando como una opción cada vez más demandada. No en vano en la propia OSHA los mencionan ya dentro del sitio web de la campaña como “dispositivos robóticos ponibles e impedirán que en el futuro se produzcan trastornos musculoesqueléticos en el lugar de trabajo”.

En ITURRI estamos convencidos de que los exoesqueletos son una medida preventiva efectiva contra los TME en el presente y lo serán aún más en el futuro. Por eso desde 2015 trabajamos con fabricantes, investigadores e instituciones oficiales para la implantación segura y efectiva de exoesqueletos en los puestos de trabajo. De esta forma, hemos implantado casi 600 exoesqueletos en diferentes puestos y sectores, adquiriendo una gran experiencia en esta materia.

English version

Musculoskeletal Disorders: the pandemic after the pandemic

Los Trastornos Músculo–Esqueléticos (TME) son uno de los problemas más importantes de la industria actual desde el punto de vista de la Seguridad Laboral.
Musculoskeletal Disorders: the pandemic after the pandemic.

At ITURRI we have been focused for some time on what will happen «when this is over». It is no coincidence that 10 months ago we held a series of talks with experts from the business and safety world with this title: «When this is over».

The current pandemic has meant that many initiatives, some of them very important, have been put on the back burner. One of the situations that has been overshadowed is the 2020-2022 campaign of the European Agency for Safety and Health at Work, entitled «Healthy Workplaces: Let’s lighten the load». Healthy Workplaces LIGHTEN THE LOAD 2020-22 (healthy-workplaces.eu)

This campaign focuses on making visible one of the most important problems in today’s industry from the point of view of Occupational Safety and Health: Musculoskeletal Disorders (MSDs), and to encourage companies to seek and implement preventive measures to avoid their occurrence (ERGONOMICS).

The reason: the terrifying figures behind MSDs which, in my opinion, mean that we can consider them to be the pandemic that will remain after the Pandemic.

Let me share with you some figures on this pandemic, which can be found on the campaign website:

60% of workers with work-related health problems identify MSDs as their biggest problem.

By sector, the top 5 in terms of prevalence of MSDs are: Water Supply, Agriculture, Construction, Health Care and Manufacturing.

Unsurprisingly, suffering from MSDs has a direct influence on absenteeism: 53% of workers suffering from MSDs have had a day off work for health reasons in the last year, while among workers reporting health problems other than MSDs, only 46% had a day off work.

Translating these data into cost is difficult because there is no comparable data across the EU, due to the different legislation applicable in each Member State. However, we can get a general idea if we say that in Germany, MSDs accounted for €17.2 billion of lost production (lost production costs based on labour costs) in 2016. This represents 0.5% of Germany’s GDP.

These data highlight the need for further measures in ergonomic workplace design and conception, risk limitation and risk reduction in order to make further progress towards safer workplaces.

Among these measures, exoskeletons are becoming an increasingly popular option for companies to reduce the risk of MSDs in the workplace. It is not in vain that OSHA itself mentions them on the campaign website as «wearable robotic devices that will prevent musculoskeletal disorders from occurring in the workplace in the future».

At ITURRI, we are convinced that exoskeletons are an effective preventive measure against MSDs in the present and will be even more so in the future. That is why since 2015 we have been working with manufacturers, researchers and official institutions for the safe and effective implementation of exoskeletons in the workplace. In this way, we have implemented almost 600 exoskeletons in different workplaces and sectors, acquiring a great deal of experience in this area.